Lo Que Puedes Hacer

 
“…Muchas veces he oído cosas como estas:
  Consoladores molestos sois todos vosotros”
(Job 16:2)
La Prueba en nuestra Vida.
En nuestro andar como peregrinos en este mundo, DIOS viene a tratar con nuestras vidas, tal como está escrito: “Y serán todos enseñados de Dios” (Jn 6:45, Isa 54:13); Nuestro Gran Dios y Salvador, por su misericordia trata con nosotros a fin de amoldarnos para ser como El; tal como está escrito “… Sed pues, imitadores de Dios” (Efe 5:1)

Todo está absolutamente controlado por nuestro Gran Dios y es por sus Divinos e insondables juicios que El permite que vivamos cualesquiera experiencia… todo por su MISERICORDIA, como la Palabra dice: “Para siempre será edificada misericordia” (Salmo 89:2).

La Prueba en los demás.

La prueba en sí es la manifestación del amor de Dios en nuestras vidas, pero también somos probados al ser testigos de las pruebas por las que pasan nuestros hermanos. ¿Qué haces en ese momento? ¿Cómo debe pues, el Hijo de Dios actuar en tal situación?

Procura no ser un consolador molesto (Job 16:2) que habla sin ciencia en critica con “apariencia de piedad” sino que la consolación de tus labios traiga paz al quebrantado (ver Job 16:5). Recordando siempre lo que dice la Escritura: “Nada hagáis por contienda o vanagloria; antes bien en humildad, estimándoos inferiores los unos a los otros” (Filip 2:3)

-Bendiciones.

Haz que corra la Bendición: Presiona LIKE y compárte este artículo.

Quizás también le interese:

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>