Si en verdad amamos a Dios, anhelamos Su venida

Si en verdad amamos a Dios, anhelamos Su venida. El verdadero amor es el motivador mas fuerte para mantenerse esperando hasta llegar el gran día del Señor. Y diferente al entendimiento común acerca de es ese gran evento, hemos entendido por las Sagragdas Escrituras que: “viene en las nube y todo ojo le vera…” (Apoc. 1:7). Tambén dijo el Señor que: “Y luego después de la aflicción de aquellos días, …el sol se obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas” (Mateo 24:29).

La palabra Rapto tiene conotaciones de robo, de deshonra. El Señor no viene a robar algo que no es suyo, ni tampoco viene a deshonrar a Su Iglesia con llevarsela cuando nadie se da cuenta. Dice la Palabra de Dios que: “Una demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. Porque es justo para con Dios pagar con tribulación á los que os atribulan; Y á vosotros, que sois atribulados, dar reposo con nosotros, cuando se manifestará el Señor Jesús del cielo con los ángeles de su potencia, En llama de fuego, para dar el pago á los que no conocieron á Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;Los cuales serán castigados de eterna perdición por la presencia del Señor, y por la gloria de su potencia, Cuando viniere para ser glorificado en sus santos, y á hacerse admirable en aquel día en todos los que creyeron: (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros.)” (II Tes. 1:5-10).

La biblia habla de un día solamente, no dos o tres días. En ese día va a ser glorificado el Señor en Sus santos y también va a dar el pago a los que no creyeron. En ese mismo día resucitan “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”. (Dan. 12:2). El Señor habló de ese día y dijo: “No os maravilléis de esto; porque vendrá hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; Y los que hicieron bien, saldrán á resurrección de vida; mas los que hicieron mal, á resurrección de condenación” (Juan 5:28,29).

Ademas Además la palabra “Arrebatamiento” (I Tes. 4:17) no quiere decir “desaparecimiento”. No biblia no habla de ningun desaparecimiento antes de la vendia visible del Señor, todo lo apunta al Unico día del Señor. Cuando El Señor ascendía hacía arriba se les fue dicho a los discípulos: “este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). No hay ningún secreto en la venida del Señor. Le amamos y esperamos Su vendida en gloria.

Shalom!

Brother Phillip Nava, 9 Dic 2011