¿Serán Aquellos Días, Estos Días?

“Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna CARNE sería salva; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mat. 24:21,22).

Muchos cristianos siguen esperando que lleguen esos días de grande aflicción, y mientras, el mundo arde en violencia y maldad, causando precisamente, “grande aflicción” en el ambiente global. Unos no quiere ver la realidad porque no quieren aceptar lo horrible de esta realidad y otros porque se les ha enseñado que ningun catástrofe mundial, profetico puede suceder antes del “rapto”. Pero, el que sirve y camina con el Rey de paz tiene Su Paz, aun en medio de lo terrible de la tormenta en que nos encontramos. No obstante, no es la voluntad de Dios el darnos esa paz para que ofusque de nuestros ojos la realidad que nos rodea y nos recuerda de la hora en que estamos viviendo y que los días están siendo acortados, para que vivamos apercibidos.

Solo los que estén fuera de su mente podrán negar que la violencia y la maldad profetizada hayan cubierto el mundo entero. El que está en sus cinco sentidos puede ver con claridad que el tiempo en que vivimos es el último. Aun los impíos declaran el temor y el desfallecimiento que ha acogido los corazones de la muchedumbre porque pueden ver el derrumbe del mundo que hemos conocido (Lucas 21:26) y no saben que mas habrá de seguirse derrumbando.

El odio hacía Israel, fermentado con amenazas de destrucción está creciendo. Las bajezas de inmoralidad que identifican ya de tiempo esta generación siguen cobrando terreno, causando grande aflicción en los corazones de los pocos que todavía buscan la paz. Los matrimonios y hogares destrozados. Los padres contra los hijos, hijos contra los padres, todo esto y lo demás ha llenado el mundo de grande aflicción, as como fue profetizado. Pero gracias a nuestro Dios que fue profetizado ya que por causa de “los escogidos”, estos terribles días de grande aflicción serán acortados. ‘

La sequedad espiritual que hay en las vidas de muchos cristianos y en muchas iglesias cristianas, producida por tanta falsedad, también ha causado que la fe de muchos cristianos desfallezca. Muchos ambientes cristianos de este tiempos solo entretienen a sus miembros con promesas de engaño, en lugar de preparar al pueblo con comida solida para la “grande aflicción” de estos últimos días. Pero los fieles deben y debemos tener presente que: “la parte más oscura de la noche es antes de amanecer”. Así que la grande aflicción que nos rodea nos avisa que está por amanecer mis hermanos. Caminemos entonces “como sabios, no como necios, porque los días son malos” (Ef. 5:15,16). Evitemos la ira de Dios para este mundo irredento y corrupto con caminar nosotros, amándole a Él, amando Su nombre y amando Sus decretos (Salmo 91:14-16) y amándonos los unosa los otros (Juan 13:34,35).

Shalom!

Brother Phillip Nava, Agosto 13 de 2014