La alabanza y adoración genuina

“La alabanza te espera a Tí oh Dios en Sión. Y a Tí se pagarán los votos” (Salmo 65:1).
Hay un lugar y un solo Dios a quien se ofrecen las alabanzas y se pagan los votos. El gobierno de Dios no necesita Departamento de Tesorería para recibir los impuestos espirituales de cada hijo de Dios, tenemos directo acceso al correo de Dios para pagar los impuestos de adoración y alabanza después de cada regalo que recibimos; no tenemos que esperar, ni debemos esperar hasta el fin de año o el día de gracias para calcular la deuda de misericordias y todo don perfecto que diariamente recibimos de nuestro Comandante en Jefe: Jesucristo el Señor.

Hagamos nuestros depósitos diariamente, no dejemos que nuestra cuenta de adoración y alabanza se eleve a proporciones de un alto defecit.Recordemos que esa cuenta empieza cada mañana. Que no se nos diga en aquel día: “…Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad (Mateo 7:23).

La alabanza y adoración genuina proviene de un corazón agradecido que se siente endeudado con su Señor.

Chequemos nuestra cuenta mi hno. y hagamos los pagos cada día; en cada momento que hacemos uso de cada una de las multiples bendiciones que llueven sobre nosotros.

Shalom!

Brother Phillip Nava, Julio 3 de 2014