Decisiones que Forjan

1. Amigos
2. Lugares de frecuencia
3. Ambiente escolar
4. Ambiente de trabajo
5. Conyugue
6. Comida espiritual

Haz buenas decisiones hoy para no lamentarse mañana. Revisa, pregunta, examina, inquiere y analiza las decisiones, primeramente delante de Quien te formó. Dicen las rabinos; llora hoy para que rias mañana, trabaja hoy para que descances mañana.

Recuerda que los malos habitos no se quiebran fácil; es mejor empezar con buenos habitos desde el principio,aunque ellos lo quiebren a uno. Es una regla divina para la vida. Hay problemas que se pueden evitar hoy para no sufrir los resultados mañana. Pero para ello hay que trabajar.

En todo caso, la regla de oro para esto es: “Pon asimismo tu DELICIA en el Señor, Y Él te dará las peticiones de tu corazón” (Salmo 37:4).

Shalom!

Brother Phillip Nava, 8 de Junio de 2014