Buscar la Mano de Dios es buscar Su favor. Buscar el Rostro de Dios es buscar Su amistad

Por lo regular, la mayoría buscamos la mano de Dios, pero siempre han sido pocos los que buscan la amistad de Dios; Abraham fue uno de esos pocos. Moisés fue otro, Daniel fue otro, Job fue otro y la lista de los pocos amigos de Dios ha seguido aun después de terminar las paginas de la Biblia.

¿En cual lista estamos tú y yo mi hermano/a? ¿En la de los que solo piden o en la de los que buscan la amistad del Eterno Dios? Para subir a ese nivel de amor cuesta un precio alto de negarse a sí mismo. Que Dios nos ayude a subir esa escalera de Amor a Dios porque mas y mas se van a ir acabando los beneficios materiales y corporales y al final solo quedará el Amor o quizá el puro Interés, sin los beneficios que lo mantenia asociado con Dios.

El día viene pronto en que todo saldrá a la luz. El día en muchos que pensaban que era amor el que tenian para Dios, se enfrentarán con la realidad que solo era interés personal por los beneficios de Dios. Que Dios nos ayude para que pongamos la vista en Él, y dejarle a Él el maejo de todas las cosas necesarias para la vida. Él sabe cuando, como y cuanto. Él es quien tiene la medida exacta para cada uno de nosotros.

Shalom

Brother Phillip Nava, Agosto 29 de 2014