El Perfume

Nuestro deber como hijos de Dios es estar recreándonos constantemente, cada día es una nueva oportunidad de mostrar amor a otros. No importa cuan refinada y llena de buena fama sea nuestra conducta, los pequeños detalles en los que participamos hablan mucho de nuestras relaciones.

La palabra de Dios dice que así como ”las moscas muertas hacen heder y dar mal olor el perfume del perfumista: así una pequeña locura, al estimado por sabiduría y honra” (Ecle 10:1); los pequeños detalles, impactan profundamente en el testimonio del Hijo de Dios.

Así como una viña es dañada por pequeñas zorras es dañada (Cantares 2:15); de igual manera esas moscas pequeñas dañan el trabajo del perfumista.

No será por nuestras fuerzas que podramos mantener nuestro buen testimonio, sino que es por la misericordia del Señor Jesucristo, que es como dice la palabra nueva cada mañana.

Haz que corra la Bendición: Presiona LIKE y compárte este artículo.

Quizás también le interese:

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>